Actividades en la Escuela de Adultos


Las dos últimas semanas de mayo han estado repletas de actividades en la Escuela de Adultos.

Comenzamos la tarde del martes 17 de mayo, descubriendo la Semana Cultural de Samper de Calanda. Visitamos la exposición de las Amas de Casa, paseamos por los alrededores de la Iglesia admirando la restauración exterior y asistimos a la charla de “Optimismo” ofrecida por Elena Aísa, profesora de adultos de esta localidad.

El miércoles 18 participamos en un “Taller de risoterapia” impartido por Patricia Clavero, psicóloga de la Comarca del Bajo Martín. El taller se abrió a la participación de todo el pueblo aunque, al final asistimos las alumnas y una persona más. Todas lo pasamos francamente bien y, alguna, ha solicitado que al año que viene vuelva a repetirse.

Al día siguiente, jueves, la jornada fue agotadora y entrañable. Las alumnas más veteranas de la escuela han recopilado a lo largo del curso los juegos con los que se divertían cuando eran niñas. Además de escribirlos en papeles de colores para recopilarlos en forma de libro, querían explicarles a los niños del colegio sus juegos. Para ello, prepararon el material necesario (peonza, piedras, “pitos”, trozo de caña, pañuelos,…) y se organizaron en grupos para jugar con los niños. Fue una tarde divertida para todos. Los niños no se agotaban y querían más, menos mal que nos salvó el timbre de salida.

Por último, el miércoles 25 de mayo, tuvo lugar en Ariño, el día de convivencia de todas las aulas del CPEPA de Andorra. Alumnos de Albalate, Alloza, Andorra, Híjar, La Puebla, Samper y Urrea llegaban a las 11 de la mañana, de un muy soleado día,  al pueblo de Ariño. Comenzamos la jornada con una visita a la localidad (Ayuntamiento, Iglesia, Calvario) y al Museo Minero. Allí, muy amablemente, antiguos mineros nos explicaron sus herramientas de trabajo y cómo era ganarse la vida bajo tierra. Llegó la hora de comer pero antes, nos reunimos para que cada pueblo nos contara las actividades que realizan en sus aulas de adultos. Después de comer, la “charradica” necesaria con música de fondo y, hay quien, se lanzó por bulerías a bailar. Las alumnas de Urrea, como por arte de magia, consiguieron unas cartas y montaron la timba de rabino. Tras la sobremesa, a los autobuses, porque antes de marchar a casa faltaba la visita al Balneario. Todavía no está abierto al público porque no están terminadas las obras pero el alcalde en funciones de Ariño tuvo la amabilidad de enseñárnoslo. Con lo bonito que está quedando más de uno se interesó por la fecha de apertura que, todavía se desconoce.

Alumnas y profesora del Aula de Adultos de Urrea de Gaén

Jugando al "Patio de mi casa" con los niños y niñas de Urrea

Visitando el pueblo de Samper

Subiendo al calvario de Ariño

Taller de risoterapia, en el bar del Cine

Muy estudiosas, recordando el colegio

También te podría gustar...

Deja un comentario